BENEFICIOS DE ALGUNOS ALIMENTOS.

Empecemos con las alcachofas: es considerada por los antiguos como un alimento muy saludable y con grandes propiedades, se aconseja en enfermedades del hígado y de los riñones, así como en la ictericia y la hidropesía. Las alcachofas son grandes neutralizantes del ácido úrico, de la acides y del humor en general, de esta manera contribuye a facilitar el funcionamiento del hígado y de los riñones enfermos generada por una alimentación muy rica en sustancias que facilitan a la formación de ácido úrico, así como de otras materias que son altamente perjudiciales. Las alcachofas descongestionan el hígado tomadas en forma debida y sin adulterarlas, también deben ser consumidas por bastante tiempo. Ayuda a estimular y tonificar las células de hígado, y normaliza los trastornos biliares, ayuda también a curar la ictericia. Su poder para curar la congestión del hígado y la insuficiencia funcional de este órgano. Ayuda a combatir el estreñimiento. Son recomendadas, además para tratamientos contra la gota, el raquitismo, obesidad y la diabetes, ya que ha quedado demostrado que es muy benéfica su acción ante estas enfermedades.

Se recomienda consumirlas crudas o bien que se encuentren solo un poco cocidas para mejores resultados. Para consumirlas crudas se escogen las pequeñitas y tiernas; varias veces al día y en bastantes cantidades por un par de semanas.

Patatas: es un alimento muy popular, no se considera muy nutritivo, pero más bien es poco concentrada, pero por esa misma razón es un alimento muy útil para evitar la superalimentación, ya que los que padecen de bastante apetito pueden consumirlas en una mayor cantidad, sin intoxicarse. Es muy útil en los casos de diabetes ayuda a satisfacer el apetito lo que evita comer demasiado pan. Al ser neutro en la culinaria se presta para un mayor número de combinaciones. Es muy recomendada para los artríticos, las patatas neutralizan algo de acidez estomacal y de la sangre. Es un tubérculo que contiene pocas vitaminas pero que es recompensado por ser rico en sales minerales; sobre todo que son alcalinizantes, es por esa razón que es un neutralizante de los ácidos que perjudican. Es un alimento sumamente recomendado para las personas que padecen de enfermedades debidas al exceso de ácidos en los humores y en la sangre. Como son los que padecen problemas artríticos y reumáticos, también los que padecen de erupciones en la piel (eczemas) los que padecen de acidez del estómago, así como en los niños que padecen de diátesis exudativa o escrofulismo.

En muchas ocasiones la patata pierde grandes cantidades de sus alcalinos y su eficacia neutralizante, esto es causado por una preparación culinaria inadecuada es mejor cruda o solo en vapor. Es necesario no olvidar materia tan importante para la buena preparación de este alimento, procurando no utilizar grasas nocivas.

Calabazas: los calabacines son verduras riquísimas en sales minerales, en mayor medida en el fósforo y cal, por lo que se recomienda que sean consumidas en grandes cantidades por personas que tienen problemas de debilidad de huesos. Las calabazas contienen bastante cantidad de azúcares, son un alimento fácil de digerir y ayudan al estreñimiento. Son muy ricas en Vitamina A, que nos protege contra infecciones, y la Vitamina C, también es antiescorbútica; la mejor forma de conservar sus propiedades es freírlas directamente al fuego o a la parrilla, les puedes untar previamente un poco de aceite de olivo.

Apio: es un alimento que puede ser consumido crudo o cocido y en combinación con otras verduras es delicioso. Contiene sustancias líquida y aceitosa, tiene propiedades fortificantes para los nervios débiles, minerales que ayudan a los huesos, preparados en caldos contienen cualidades curativas contra la gota y el reumatismo.

La infusión de sus hojas (40gs) en un litro de agua tiene acción estimulante sobre órganos y genitales, y es, además un diurético muy eficaz. Los diabéticos no lo deben consumir por nada, así como los que padecen de nefritis (trastorno renal) o inflamación de los riñones. Es muy rico en Vitamina A, B y C.

Cebollas: las cebollas tanto un gran alimento como un extraordinario medicamento natural. Contienen grandes cantidades de sales minerales y alcalinizantes, sobre todo cal y sílice. También contiene grandes cantidades de vitaminas, de aceites etéricos y de fuerzas radioactivas. Existe una creencia de que consumir grandes cantidades de cebolla es perjudicial para el estómago y los riñones, lo cual está totalmente equivocada y sin fundamento. Constituyen un excelente depurativo importantísimo de la sangre y de los humores del organismo, así como un gran desinfectante.

Se recomienda su uso especialmente en enfermedades como el edema ya que contribuye a eliminar los líquidos retenidos en los tejidos, algo que es muy difícil de hacer, facilitando la función excretora de los riñones. Anteriormente se documentaron casos en los que se utilizaba la cebolla en casos graves en los que se logró eliminar hasta tres litros de orina acumulada, por la ingestión de zumo de diez cebollas diarias por tres días.

El uso de la cebolla es muy buena en casos de obesidad, por su especial acción de expulsar el cloruro de sosa, el cual por su retención favorece el estado patológico. La cura de cebollas consiste en la ingestión de diez a veinte bulbos crudos diarios en zumo, sí, se que algo difícil de hacer, pero cuando se tienen casos graves no es tan difícil. En casos como las enfermedades del hígado también da muy buenos resultados incluso se ha visto que se han llegado a curar casos crónicos.

Tiene un efecto laxante y purificador contra las impurezas de intestino y para expulsar las lombrices, y de igual manera se consumen crudas y en grandes cantidades. Gracias a que contienen determinados aceites etéreos, la cebolla tomada en forma de jarabe y en cantidades de cuatro hasta seis cucharadas diarias, es un remedio sumamente eficaz contra las afecciones de la garganta y el pecho, ronquera, tos, exceso de moco bronquial, dificultades respiratorias.

En una digestión deficiente, estomacal o intestinal, se trata muy bien tomando tres veces al día unas diez gotas de jugo de cebolla cruda sobre un terrón de azúcar.

En muchos casos de dispepsia o trastornos nerviosos del estómago es un buen remedio; se cuecen dos cebollas enteras en un litro de leche, que se bebe en dos raciones, la primera cuando se levanta y la otra por la noche media hora antes de dormir.

Para el diabético la cebolla es un manantial de salud, es muy indispensable ya que las sustancias que contiene hacen disminuir el azúcar de la sangre y de la orina, por asimilarse mejor, se puede consumir enteras crudas o en jugo o en caldo.

Para las personas que les es imposible consumirlas en crudo por el olor, se pueden consumir en forma de jarabe: a 300 gramos de cebolla bien rallada, se añade 100 gramos de miel natural y se vierte en 600 ml de vino blanco, se deja reposar por 24 horas y se bebe dependiendo de la gravedad del paciente y dependiendo de su problema. A los diabéticos no se recomienda el jarabe.

Puerros: este alimento tiene las mismas propiedades que la cebolla, pero con menor eficacia, sin embargo ofrecen la ventaja de que se pueden comer crudos si son tiernos, y se puede obtener un aprovechamiento de sus vitaminas B, antineurítica (contra inflamaciones de los nervios) y también la vitamina C y antiescorbútica. El aceite etéreo que contiene protege contra catarros. Se consume hervido pero que sea muy poco tiempo para que no pierda propiedades o si se puede consumir crudo mejor.

3 comentarios sobre “BENEFICIOS DE ALGUNOS ALIMENTOS.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s