DOLOR DE PIES.

Los pies tienen a lo largo del tiempo alteraciones, ya que en la vida se camina unos 150.000 kilómetros, es muy lógico que estas estructuras que diario soportan nuestro peso tengan problemas.

Debemos tener en cuenta que son tres las áreas que se encuentran preparadas para actuar como pilares, y tienen la capacidad de aportar apoyo del peso corporal.

  • La cabeza, del primer; y el quinto metatarsos.
  • El talón.

De esta manera cuando tenemos cualquier desviación o alteración que nos obligue a apoyarnos sobre cualquier área que no sean estas tres, puede producir una modificación. Ejemplo: un callo que ocasiona mucho dolor.

Así que es muy probable que cuando se tenga dolor en los dos pies de una manera crónica, es muy probable que el problema sea en alguno de los puntos de apoyo que se encuentran situados por encima de esa zona.

Es decir, que la causa puede encontrarse en la rodilla, cadera, tobillo, por consiguiente al no corregir este problema, el dolor seguirá.

  • Problemas de talón (fascitis plantar). Todos tenemos una cubierta fibrosa el cual envuelve la musculatura del pie por la parte inferior, el cual se encuentra justo debajo de la piel, su consistencia es un tanto fibrosa y no es elástica.

Esa es la fascia plantar, en cuanto existe dolor con solo levantarse de la cama se tiene que intuir que ya se encuentra alterado.

Un calzado demasiado plano, que no respeta el puente, tiende a mantener la estructura demasiado estirada y tensa, por esa razón se inflama la fascitis.

Algunas personas son más propensas a desarrollar estos problemas, como los que tienen pie plano, que tienen un menor arco plantar del que sería un buen apoyo, también se puede presentar con pie cavo, es decir, pie con arco excesivo, pie equino; es cuando los dedos miran hacia adentro, etcétera.

En caso de que la fascitis no sea tratada, se puede volver crónica e incluso podemos desarrollar problemas de rodilla, cadera y espalda.

  • Espolón calcáneo. Es con mucha continuidad que vaya asociado al problema anteriormente mencionado, ya que es otra consecuencia de la fascia, que se encuentra en tensión.

Este problema es ocasionado por la deformación de uno de los huesos que forman la estructura del pie, así como también tiende a crecer en forma de gancho o pico de loro en el área donde se inserta la fascia en el hueso calcáneo.

Esto provoca que al apoyar el pie sobre el área, el pico que ser formo, se clave en el músculo que queda por debajo, propiciando un característico dolor punzante y muy molesto.

Esto se puede solucionar con fisioterapia y utilizando el calzado adecuado, sin embargo en otras se requiere de cirugía por el grado de problema que ya ha causado.

  • Tipos de dolor (tendinitis del tendón de Aquiles). En estos casos puede aparecer o no inflamación de la bursa que lo separa del hueso calcáneo, llamado bursitis aquilea; dedos en garra, dedos en martillo, quintus varus, etcétera.

Los síntomas de este problema son; dolor al levantarse por la mañana y comenzar a caminar, pero este dolor suele ir desapareciendo con la marcha y reaparece cuando se realiza un esfuerzo mayor. Una vez que ha pasado un tiempo desde su aparición, la molestia puede llegar a ser constante.

  • Dedo gordo del pie. Cuando se encuentra el dedo gordo adolorido, suele estar rojo e hinchado, esto puede ser ocasionado por la acumulación de ácido úrico (cristales de urato) en las articulaciones. Este problema anteriormente se conocía como «ataque de gota» .

El dolor por lo general aparece en un solo pie (es unilateral) este malestar es tratado con anti-inflamatorios y reposo moderado.

  • Un tumor. No suele tener mayores complicaciones, se denomina Neuroma de Morton y se forma entre el tercer y el cuarto metatarsiano (hueso del dedo) aunque en ocasiones puede desarrollarse entre el tercero y el segundo. Esto es debido a que se ha mantenido presionado de forma constante el nervio que fluye por esa área.

Este problema se trata con fármacos y se coloca una almohadilla que se parece a los huesos. Pero cuando se vuelve un problema más serio, se aplican inyecciones de cortisona o puede llegar a la cirugía.

OTRAS CAUSAS.

1.- Tacones. Sí, los tacones. Al elevar los pies, el cuerpo se desplaza hacia adelante y los puntos de apoyo tienden a variar, dejando los pies aprisionados.

2.- No realizar ejercicio. El sedentarismo origina una falta de tono muscular, así como una elasticidad nula en la espalda, pero también lo genera en los pies.

3.- Diabetes. El tener esta enfermedad y no estar debidamente controlada puede dar como origen el daño de los nervios periféricos del cuerpo llamada neuropatía diabética; se presenta primero como un hormigueo y posteriormente como dolor.

4.- Obesidad. La obesidad es en muchos casos el origen del los problemas del organismo y este no es la excepción, ya que el exceso de peso se encuentra forzando todas las estructuras y esto incluye la de los pies.

https://bellezamicron.com/2020/07/01/como-realizar-el-masaje-facial-desde-casa/

https://bellezamicron.com/2020/07/06/mascarillas-quimicas-y-naturales/

Avatar de BELLEZAMICRON

alimentos Alta Educativa belleza beneficios Bienvenida características causas consejos corazón cráneo cuello cuidados Educación efectos ejercicio ejercicios el cerebro exfoliación glosario gnatismo la piel limpieza maquillaje maquillaje nude maquillaje social Mascarillas naturales materiales medidas Mujer y dinero Música ojos perfil productos reglas Reglas de la moda simetria sombras síntomas tipos tips tonos vino vitamina a vitamina c vitamina e

4 comentarios sobre “DOLOR DE PIES.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s