POSTURAS.

Se que ya he mencionado en otros post la importancia de las posturas, pero en realidad lo es. Las posturas te aportan juventud y solidez al organismo, proporcionarán belleza y fortaleza.

Nunca se deben permitir las malas posturas ya que no solo dejan una mala imagen, sino también problemas de salud, la columna se puede desviar y ocasionar fuertes dolores, muchas desviaciones son por genética pero sin duda las malas posturas agravan el problema. Tener cuidado en las posturas, siempre proporcionará salud y belleza.

A lo largo de la vida tendemos a formar malos hábitos y con el paso del tiempo puede deformar la columna, una columna desviada es una columna dolorosa y da un porte desagradable. Por esa razón mi insistencia ante este tema.

En el pasado se solía tener a la mujer con corsets que mantenía la columna muy apretada y la cintura muy delgada, sin embargo eso también ocasiona fuertes problemas de salud.

En el área de la cintura tenemos muchos nervios que conectan a todo el cuerpo y a la hora de que es apretada lo único que ocasiona es lastimarlas y generar venas varicosas, todo tiene que ser con moderación y las fajas que se mantienen por largas horas no permiten una buena circulación.

Cuando mantenemos una columna en una mala posición puede generar lordosis; lo que quiere decir esa palabra es que tu perfil es marcadamente onduloso, presentan un cuerpo en forma de «S» y, al mismo tiempo los músculos que se encuentran alrededor de la columna son rígidos, en fin lo que sucede es que no te ves para nada bella, tu porte se fue, pero tu salud también.

La escoliosis si es un verdadero problema; presenta una espalda encorvada por la parte superior y la inferior de la columna vertebral proyectada hacia adelante. Así que tiende a alterar el funcionamiento normal del cuerpo. Lo que a su vez produce una confusión de ideas y desconcierta mucho a los que nos rodea. Cuando generas esa figura pareces ir vestidas por nuestro peor enemigo.

La cifosis del tullido, lo que significa que estás hecha un guiñapo hombros caídos, pecho hundido, vientre prominente . Quiere decir que tus músculos no han aprendido a mantener la espina dorsal correctamente o lo ha olvidado.

No se recomienda utilizar ni fajas, corsertes apretados, etcétera. Lo mejor es fortalecer los músculos de los abdominales realizando ejercicios para fortalecer los músculos lo cual es de suma importancia para mantener la columna en buenas condiciones y derecha.

He aquí dos posiciones que te ayudarán a mantener derecha nuestra espina dorsal y mientras se practican los ejercicios que te han de embellecer, se tienen que entrenan y fortalecen para lograr el dominio de los músculos y esto llegará así a convertirse en una segunda naturaleza. Nuestra columna vertebral debe aprender a torcerse, a inclinarse y a mantenerse tan recta y, al mismo tiempo, mantenerla muy flexible.

Para flexibilizar la columna vertebral.

1.- Colócate de espaldas, con los brazos a lo largo del cuerpo y las rodillas dobladas, los pies recogidos a mitad de camino de las nalgas. Ahora, saca el bajo vientre, aprieta las nalgas y arquea la parte inferior de la columna vertebral. La cavidad pelviana tendrá que subir, Ahora contraer el abdomen, forzando mucho los músculos de debajo del ombligo, como si quisieras empujar hacia las costillas, y la cavidad pelviana se moverá en sentido inverso. Quiero que sientas que puedes hacer que bascule la pelvis como si se tratara de una cuna. Su posición depende de nuestros músculos; no tiene una posición fija.

2.- Manteniendo la misma postura, levanta el extremo inferior la de columna y el coxis separándolos del suelo todo lo posible. Al mismo tiempo obliga a nuestra espina dorsal a mantenerse pegada al suelo hasta la línea de la cintura, empujando en toda su longitud, desde las nalgas hasta el cuello.

Se debe repetir alternativamente ambos ejercicios sintiendo la acción de los músculos que recogen las nalgas, comprimen el abdomen y enderezan la columna vertebral. Hacer dieciséis veces cada ejercicio.

Llegará un momento en que serán capaces de hacer el ejercicio numero 2 con los pies extendidos y la parte posterior del talón, de las pantorrillas, de los muslos y de las nalgas recogidos, y toda la espina dorsal completamente pegados al suelo. Posteriormente, puedes realizar los mismos ejercicios puestas en pie contra la pared. Después de hacer varias veces pronto nuestros músculos se habituarán adoptando inconscientemente la posición correcta.

5 comentarios sobre “POSTURAS.

  1. Muy interesante publicación, es algo con lo que vivimos, los vicios de posturas, tan fáciles de adquirir, gracias por los consejos, esos ejercicios son fabulosos, habrá que aplicarse.
    Gracias por compartir contenido interesante, Roxana.
    Saludos.
    Elvira

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s