POSTURAS.

Se que ya he mencionado en otros post la importancia de las posturas, pero en realidad lo es. Las posturas te aportan juventud y solidez al organismo, proporcionarán belleza y fortaleza.

Nunca se deben permitir las malas posturas ya que no solo dejan una mala imagen, sino también problemas de salud, la columna se puede desviar y ocasionar fuertes dolores, muchas desviaciones son por genética pero sin duda las malas posturas agravan el problema. Tener cuidado en las posturas, siempre proporcionará salud y belleza.

A lo largo de la vida tendemos a formar malos hábitos y con el paso del tiempo puede deformar la columna, una columna desviada es una columna dolorosa y da un porte desagradable. Por esa razón mi insistencia ante este tema.

En el pasado se solía tener a la mujer con corsets que mantenía la columna muy apretada y la cintura muy delgada, sin embargo eso también ocasiona fuertes problemas de salud.

En el área de la cintura tenemos muchos nervios que conectan a todo el cuerpo y a la hora de que es apretada lo único que ocasiona es lastimarlas y generar venas varicosas, todo tiene que ser con moderación y las fajas que se mantienen por largas horas no permiten una buena circulación.

Cuando mantenemos una columna en una mala posición puede generar lordosis; lo que quiere decir esa palabra es que tu perfil es marcadamente onduloso, presentan un cuerpo en forma de «S» y, al mismo tiempo los músculos que se encuentran alrededor de la columna son rígidos, en fin lo que sucede es que no te ves para nada bella, tu porte se fue, pero tu salud también.

La escoliosis si es un verdadero problema; presenta una espalda encorvada por la parte superior y la inferior de la columna vertebral proyectada hacia adelante. Así que tiende a alterar el funcionamiento normal del cuerpo. Lo que a su vez produce una confusión de ideas y desconcierta mucho a los que nos rodea. Cuando generas esa figura pareces ir vestidas por nuestro peor enemigo.

La cifosis del tullido, lo que significa que estás hecha un guiñapo hombros caídos, pecho hundido, vientre prominente . Quiere decir que tus músculos no han aprendido a mantener la espina dorsal correctamente o lo ha olvidado.

No se recomienda utilizar ni fajas, corsertes apretados, etcétera. Lo mejor es fortalecer los músculos de los abdominales realizando ejercicios para fortalecer los músculos lo cual es de suma importancia para mantener la columna en buenas condiciones y derecha.

He aquí dos posiciones que te ayudarán a mantener derecha nuestra espina dorsal y mientras se practican los ejercicios que te han de embellecer, se tienen que entrenan y fortalecen para lograr el dominio de los músculos y esto llegará así a convertirse en una segunda naturaleza. Nuestra columna vertebral debe aprender a torcerse, a inclinarse y a mantenerse tan recta y, al mismo tiempo, mantenerla muy flexible.

Para flexibilizar la columna vertebral.

1.- Colócate de espaldas, con los brazos a lo largo del cuerpo y las rodillas dobladas, los pies recogidos a mitad de camino de las nalgas. Ahora, saca el bajo vientre, aprieta las nalgas y arquea la parte inferior de la columna vertebral. La cavidad pelviana tendrá que subir, Ahora contraer el abdomen, forzando mucho los músculos de debajo del ombligo, como si quisieras empujar hacia las costillas, y la cavidad pelviana se moverá en sentido inverso. Quiero que sientas que puedes hacer que bascule la pelvis como si se tratara de una cuna. Su posición depende de nuestros músculos; no tiene una posición fija.

2.- Manteniendo la misma postura, levanta el extremo inferior la de columna y el coxis separándolos del suelo todo lo posible. Al mismo tiempo obliga a nuestra espina dorsal a mantenerse pegada al suelo hasta la línea de la cintura, empujando en toda su longitud, desde las nalgas hasta el cuello.

Se debe repetir alternativamente ambos ejercicios sintiendo la acción de los músculos que recogen las nalgas, comprimen el abdomen y enderezan la columna vertebral. Hacer dieciséis veces cada ejercicio.

Llegará un momento en que serán capaces de hacer el ejercicio numero 2 con los pies extendidos y la parte posterior del talón, de las pantorrillas, de los muslos y de las nalgas recogidos, y toda la espina dorsal completamente pegados al suelo. Posteriormente, puedes realizar los mismos ejercicios puestas en pie contra la pared. Después de hacer varias veces pronto nuestros músculos se habituarán adoptando inconscientemente la posición correcta.

EL CUERPO (parte 1).

Bien chicas llegamos al cuerpo, es un tema fascinante donde vamos a recuperar la figura y la salud. El cuerpo es como en el caso del rostro y cabello, todo un análisis exhaustivo en el que recorreremos cada punto de él.

El cuerpo es lo más sagrado del mundo, es el que nos permite realizar todas y cada una de nuestras actividades, así que debemos mantenerlo saludable para que de la misma manera responda.

Ya hemos hablado de las medidas estándar que se deben tener, sin embargo realmente necesitamos conocer las nuestras, pero no para aprender a vestirnos sino más bien para mantener el peso ideal.

Las personas ven en ti la silueta, el porte, la expresión y tienes que conocerte saber cuales son tus defectos y cuales son tus cualidades. Ten en cuenta que siempre debes dar una buena impresión ya que nunca se tendrá la ocasión de causar una segunda.

  • Silueta: Perfil o contorno que presenta una figura. Silueta es la forma que a la vista presenta la masa de un objeto más oscuro que el fondo sobre el cual se lo proyecta.
  • Porte: Se refiere a la apariencia, estética y postura de un individuo.
  • Expresión: Son los movimientos que van desde el interior hacia el exterior, quiere decir, que expresas lo que sientes por medio de movimientos corporales.

MEDIDAS IDEALES.

Siempre se los repito, el medirse es indispensable para conocer su realidad y aquí el cuerpo no es la excepción, toma una cinta métrica y empecemos, éstas son las medidas ideales:

Talla: 1.65 cm.

Muñeca: 15 cm.

Cintura: Va de 65 cm, 67 cm, (esta medida tiene que ser 20 cm menos que el pecho)

Caderas: 85 cm. a 87 cm.

Pantorrilla: 28cm. a 32 cm.

Tobillo: 20 cm.

Pecho: 85 cm.

Siempre que te tomes las midas que sea descalza, es importante tomar también la medida de la muñeca, esta te ayudará a comprobar tu tipo de estructura a la que perteneces.

Báscula y cinta métrica.

Aquí hay una controversia sobre si se debe pesar o no pesar diario ya que muchas veces estamos hinchadas o tal vez presentemos diversas situaciones en las que la pesa puede variar día con día y no todos los día son buenos, que también te puedes desilusionar y perder el interés, sin embargo yo de verdad recomiendo que sí. Pésate a diario, así tu misma te darás cuenta si estás hinchada o no.

También quiero que sepas que la báscula no es un factor absoluto para conocer si estás subiendo o bajando de peso. El medirte te dirá de una manera más concreta tu situación.

En ocasiones puedes hacer mucho ejercicio y tener una dieta balanceada y pesar igual, aquí puede ser porque pierdes grasa y ganas músculo, te puedes confundir ya que tu cuerpo empieza a tomar forma y la pesa dice que estás igual o con más peso. Es por esa razón que la pesa no es un factor real, es mejor medirse así puedes observar si bajas de cintura o subes, si tus caderas, muslos, etcétera suben o bajan o están formando más músculo.

Recomiendo mucho utilizar ambas, cinta métrica y báscula, no permitas que un centímetro y ni un kilo de más se instale ya que así se empieza, si eres tolerante pronto llegarás a dos, tres, cuatro y más kilos al fin que no se notan, no lo permitas.

Siempre obsérvate en el espejo, haz del espejo tu mejor amigo y tu mejor aliado, así como tu crítico más severo.

Tallas:

Es necesario contar las calorías, también hay quienes dicen que con la ración, y yo creo que debe ser con las dos; ambas te ayudarán a controlar lo que consumes, no repitas platillo por muy delicioso que esté. Todo tiene que llevar la palabra disciplina y voluntad.

Si se combina un buen hábito alimenticio con el ejercicio es seguro que se bajará de peso. Ten en cuenta que el ejercicio por sí solo no hace adelgazar, sin embargo tensa y tonifica los músculos y puede enmendar las proporciones del cuerpo.

Los buenos hábitos alimenticios deben permanecer en cada momento, no solo de vez en cuando, evita las malas posturas, éstas hacen una gran diferencia, cuando se adquieren malas posturas tu cuerpo las adopta y empieza a llevar grasa donde no lo había, ten cuidado y mantente erguida, altiva y hermosa. Se que al principio es difícil y puede llegar a ser hasta doloroso el adquirir nuevas posturas, pero créeme que es necesario, la final tu cuerpo se verá mejor y tus movimientos serán más ágiles y naturales.

Posturas:

  • No hagas la cabeza hacia adelante.
  • No hundas el pecho.
  • No te encorves.
  • No seques el vientre.
  • No metas las nalgas
  • Respiraciones.

Respira profundo, al realizar ejercicios de respiración, aseguras mayor vitalidad. A mayor oxígeno, mayor energía; a menor oxigenación, menor vitalidad y depresión.

Alimentos a evitar:

  • El exceso de sal te hincha y hace que retengas líquidos y te verás con algunos kilitos de más.
  • Trata de no comer nada entre horas.
  • Controla el azúcar que ingieres.
  • Consume verduras.
  • Consume carnes magras.
  • Consume frutas.
  • Consume semillas.
  • Crea tus propios aderezos, pero que los ingredientes sean saludables como limón, aceite de olivo, especies.
  • Realiza tres comidas al día, pero recuerda que estas deben ser con pocas calorías.
  • Consume pan o tortilla y una sola porción.
  • Debes consumir todas los tipos de verduras, no suprimas ninguno, también son necesarios, como la papa, la zanahoria, el plátano contienen grandes vitaminas y no es bueno suprimirlos (contrólalos no los suprimas).
  • Realiza todo tipo de ejercicios, a menos que tu condición no te permita realizar algunos, pero siempre mantente activa, si solo puedes caminar hazlo.
  • Masticar muchas veces.
  • Comer despacio.

https://bellezamicron.com/2020/12/20/el-cuerpo-parte-2/

https://bellezamicron.com/2020/12/23/el-cuerpo-parte-3-ejercicios-basicos/