¿CÓMO ENTENDER LA GRASA QUE RODEA TU CUERPO?

Se les ha llamado de mil formas posibles para describirlas, son realmente desagradables a la vista, sin embargo debemos entender el ¿Porqué? están ahí.

Y esto solo se logra informándose, lo que debemos hacer primero es comprender como se genera y que debemos hacer.

El tejido graso es de origen mesenquimal (proporciona soporte estructural, como medio de intercambio, ayuda a defender y proteger el cuerpo, forma un sitio para el depósito de grasa) la grasa tiene múltiples funciones que son realmente importantes.

La grasa no solo está ahí estática como una masa inservible. La grasa es una enorme glándula que mueve hormonas y otras sustancias químicas esenciales para muchas funciones corporales de suma importancia, de hecho, todo depende de dónde se encuentre estacionada, te puede proteger de desarrollar diversas enfermedades.

El tejido adiposo incluye enzimas, las cuales le permiten procesar compuestos esteroides para fabricar hormonas como lo son los estrógenos y andrógenos, así como la capacidad de transformar andrógenos en estrógenos, es un proceso realmente interesante. Los esteroides disponen las diferencias que hay en la distribución de tejido adiposo entre sexos, proporcionando así la figura de casa uno.

Lo principal.

Como ya sabemos la grasa es fundamentalmente energía almacenada. En el momento en que consumimos alimentos, el cuerpo transforma los carbohidratos, proteínas y grasa dietética en ácidos grasos (son cadenas de moléculas en bloques como de construcción de la grasa corporal) glucosa (es la azúcar sanguínea) o aminoácidos.

Todos abastecen de energía la cual se quema de inmediato o en su defecto se guarda para ser utilizado después, para el tiempo en que haya falta de alimento; el problema es que esa grasa no se utiliza ya que no hay una real falta de alimento y no se gasta, así que cuando se tiene apetito solo sigues consumiendo alimentos y generando grasa innecesaria.

Lo que se ha observado es que el organismo requiere de 1100 calorías para mantenerse en buen estado y que no almacene grasa innecesaria.

Debemos tomar en cuenta que cada cuerpo es muy distinto, así como sus actividades y necesidades, por esa razón no se puede realizar una dieta estándar para todos. Tiene mucho que ver el peso, estatura, actividades, hábitos, etcétera. Todo debe ser personalizado para que sea realmente efectivo.

Si careciéramos de grasa tendríamos la necesidad de consumir alimentos todo el tiempo tan solo para mantener el cuerpo funcionando. Es tan necesaria que sin ella el corazón no podría seguir latiendo, abrir y cerrar tus ojos o simplemente levantar el brazo.

La grasa que no es utilizada al instante se almacena en las células, si tuviéramos la oportunidad de observar una célula grasa por el microscopio, se vería un grupo normal de núcleo, mitocondria, así como muchas cosas más, pero sin duda estaría cubierto por una gran gota grasosa que conforma alrededor del 85% de su volumen.

Son muy elásticas, cada una de ellas puede aumentar hasta 100 veces su volumen, es como el tamaño de dos renglones y como puedes ver su elasticidad es muy grande, incluso pueden llegar a explotar. Es por esa razón que el control de la misma tiene que ser meticulosa.

La grasa sirve de amortiguador y nos protege de lesiones. La grasa también sirve de aislamiento el cual nos mantiene en calor, un ejemplo: si la grasa en la mujer disminuye en un 18% dejará de menstruar lo que provocaría que no se pudiera reproducir. La naturaleza es sabia y decide que no es candidata para aportar los nutrientes necesarios para un bebé.

La grasa es una fábrica endocrina (produce hormonas y secreciones que van directo a la sangre) la cual segrega sustancias que participan en todo, desde regular el peso hasta encoger vasos sanguíneos.

La hormona leptina llevo a observar como viaja al hipotálamo, la parte donde el cerebro controla el apetito de ahí se fusiona a receptores que indican cuando el estómago está lleno.

Lo malo de la grasa.

La grasa genera 100 sustancias bioquímicas llamadas adipokines ( o adipoquinas- moléculas secretadas por el tejido adiposo) que son creadas por ella. Lo que provoca inflamación en tejidos y vasos sanguíneos lo que incrementa el peligro de un ataque al corazón y provocar embolias. Durante la obesidad se genera un desequilibrio de las cantidades de adipoquinas generando problemas de salud.

Otras elevan la presión arterial lo que lleva a formar coágulos; algunos adipokines generan una hormona llamada adiponectina, la cual mejora la respuesta ante la insulina y reduce los coágulos de grasa en las arterias, pero si aumentas de peso la hormona disminuye.

Algunas hacen que nuestros cuerpos sean resistentes a los efectos de la insulina, la que ayuda a sacar la glucosa del torrente sanguíneo y transportarla a los tejidos y órganos donde puede ser utilizada de manera inmediata o ser almacenada en forma de energía.

La grasa acumulada que se encuentra alrededor de los órganos internos secretan una forma de estrógeno, tanto en mujeres como en hombres, sin embargo la grasa que se encuentra en la cadera y los muslos puede tener beneficios y también puede no ser tan bueno.

Cuando se es una mujer con sobre peso y aún no se ha llegado a la menopausia, el estrógeno extra disminuye el riesgo de adquirir osteoporosis, sin embargo por otro lado incrementa el cáncer de mama.

Los caballeros desafortunadamente también tienen problemas grandes, al tener los niveles altos de estrógeno gracias al exceso de grasa, genera tejido de pechos extra o puede hasta volverlos impotentes.

Es realmente interesante de como la grasa trabaja, la grasa produce estrógenos, pero nuestros ovarios producen aún más. Cuando las mujeres llegamos a la menopausia y el estrógeno disminuye de manera gradual, en ese momento sucede algo muy interesante con la distribución de la grasa. La grasa que se encuentra en las caderas y los muslos se mueve hacia la cintura. Se piensa que es a causa de la falta de estrógenos durante la menopausia, su acción es muy importante en el momento de acomodar la grasa en el cuerpo.

Nosotras almacenamos la grasa en células más grandes y las liberamos de manera más lenta, todo gracias a los niveles de la enzima lipasa de lipoproteína (complejos macromoleculares compuestos por proteínas y lípidos que transportan masivamente las grasas por todo el organismo) la que controla la habilidad de las células para agarrar y guardar la grasa que está circulando en la sangre después de haber consumido alimentos.

Dependiendo de la tendencia que se tenga a acumular grasa puede marcar la diferencia para tu salud. Velo de esta forma, las personas que tienen un trasero prominente tienen más colesterol bueno (HDL) y menos triglicéridos e insulina, por lo que tiene menor riesgo de padecer enfermedades del corazón.

La grasa acumulada en la cadera y muslos proveen un área de almacenaje para que se acumulen los ácidos grasos en lugar de circular a través del torrente sanguíneo, donde de seguir libres podrían convertirse en moléculas dañinas llamadas radicales libres.

Los caballeros tienen mayor posibilidad de acumular grasa en la sección media donde los hace parecer una manzana, las mujeres también tienen esa posibilidad pero es menor.

Se debe aclarar que no estamos hablando de la grasa que se conocen como lonjitas ya que ese tipo es subcutáneo y que se encuentra exactamente debajo de la piel. Estamos hablando de la grasa estomacal mala mejor conocida como visceral, o como panza, este tipo de grasa es la que se acumula alrededor del hígado, corazón y otros órganos importantes. Esta grasa tiene la capacidad de tapar arterias y llegar directo al hígado, en donde la afectación a los órganos y sus funciones vitales son realmente importantes.

La grasa acumulada en los órganos es un factor para detectar riesgos de enfermedades. Una ventaja de esta grasa es que en cuanto empieces a bajar de peso, la grasa visceral se perderá más rápido que la se encuentra al rededor, ya que se disuelve con mayor rapidez.

Una nota interesante es cuando se realiza una liposucción y se retira grasa, pero solo es la subcutánea no la visceral, así que el problema sigue ahí. Lo único que realmente ara que la salud mejore y la grasa visceral baje es con una alimentación saludable y hábitos alimenticios correctos.

Existen algunos estudios interesantes que tienen que ver con los virus y su relación con la grasa.

Una de las cosas que mayormente causa problemas y generan reservas de grasa es el estrés. En cuanto uno se encuentra estresado las glándulas adrenales que se localizan en los riñones, producen hormonas que controlan tu ritmo cardiaco y otras funciones corporales, liberan la hormona cortisol, los estudios indican que ésta provoca un aumento en otra hormona llamada 11 beta HSD así como sus niveles altos en la sangre generando que tu cuerpo haga más reservas de grasa visceral de las necesarias.

Ahora tienes que saber que debes relajarte y mantener los niveles óptimos para mantener saludable a tu organismo, que todo en exceso es malo y que en algún momento debes consultarlo con un especialista para no cometer errores.

Recuerda que todo lo que se consume produce energía y grasa, así que lo que debes hacer es consumir alimentos magros y que aporten todo lo necesario para el organismo. El mantener el control de lo que se consume aumentará las posibilidades de conservar los niveles de grasa saludables.

Existen dos tipos de obesidad localizadas de manera clínica.

  • Obesidad ginoide (tipo pera).
  • Obesidad androide (tipo manzana).

La obesidad androide (tipo manzana): la grasa se acumula en la parte central del cuerpo dando la forma de una manzana; presenta complicaciones en problemas relacionados con enfermedades cardiovasculares, hipertensión, hiperinsulinemia, diabetes, colelitiasis y accidentes cerebrovasculares.

La obesidad ginoide (tipo pera): la grasa se acumula en la parte de los glúteos y muslos; presenta problemas relacionados con enfermedades asociadas con várices y complicaciones articulares en extremidades inferiores.

Alimentos que te ayudan a controlar la grasa.

Básicamente son los alimentos que se consideran vivos (alimentos naturales) como lo son frutas, verduras, semillas, nueces, hortalizas, etcétera.

También alimentos animales magros que no contengan grasa en su interior, que sea solo músculo. Los patos y el conejo son animales que guardan grandes cantidades de grasa. Esta grasa va a parar a las arterias de nuestro organismo aún siendo en cantidades pequeñas, así que si te gusta mucho trata de consumir una cantidad muy mínima.

Ejemplos.

Moras: Es una fruta alta en fibra y es de gran ayuda para perder peso ya que el consumirla te mantiene satisfecha a lo largo del día, ya que no tienes necesidad de estar comiendo constantemente. Las frambuesas contienen mucha fibra, las zarzamoras y moras azules también te ayudarán a mantener buenos niveles de grasa.

Pavo: Tratándose de productos animales, el pavo es que contienen el menor número de calorías. Así como los lácteos que contienen el aminoácido leucina (proteína), el cual es muy importante para preservar la masa muscular durante la pérdida de peso, mantiene el metabolismo trabajando a su máxima velocidad. La proteína tiene la capacidad de saciar aún más que la grasa o los carbohidratos y permite que la ingesta de alimento sea solo el necesario sin tener que comer de más. Por esa razón es un gran aliado.

Metabolismo: la cualidad que tienen los seres vivos de poder cambiar químicamente la naturaleza de ciertas sustancias​ es el conjunto de reacciones bioquímicas y procesos fisicoquímicos que ocurren en una célula y en el organismo.

Cacahuates: el cacahuate es una alimento maravilloso para la pérdida de peso, así como para la disminución de las subidas del azúcar sanguínea y aminorar el apetito. También puede reducir los triglicéridos, los cacahuates ayudan a saciar el apetito y a bajar de peso.

Yogurt: aporta minerales como el calcio muy necesario para el organismo y si es bajo en grasa mejor, contiene grandes cantidades de leucina (aminoácidos) la cual ayuda al control del peso.

Nueces: son realmente saciantes, y su grasa es soluble, así que se utiliza rápidamente permitiendo que no se almacene en el área subcutánea formando lonjitas.

Todo lo que consumes se convierte en energía, es para que el cuerpo funcione, cuando ya se tienen apetito es porque ya se consumió la energía y se necesita de consumir más alimento, el cerebro consume un 20% de esa energía, es por esa razón que las personas que están estudiando tienen constantemente apetito aunque no realicen ningún esfuerzo físico.

Lo que no se consume en energía se almacena en grasa para reservas las cuales tienen una función importante.

En este caso es fundamental realizar snacks que sean ligeras y que mantengan el apetito controlado, toma en cuenta que estén dentro de las calorías recomendadas, tienes que distribuirlas durante el día y no comer de más.

También entran las calorías, tienes que fijarte bien lo que consumes para no pasarte de las 1100 calorías al día y no subas de peso o en este caso que no se guarde grasa de más.

https://bellezamicron.com/2021/01/21/la-grasa-parte-2/

8 comentarios sobre “¿CÓMO ENTENDER LA GRASA QUE RODEA TU CUERPO?

Responder a elvira797mx Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s