PROBLEMAS PARA TRAGAR (Disfagia).

Pueden ser por varias causas, una de ellas es cuando nos encontramos nerviosos y nos cuesta comer incluso tragar y puede aparecer el llamado «bolo histérico».

Es una situación, relativamente frecuente, incluso hasta un 10% de las personas mayores de 50 años puede padecer de este síntoma.

DISFAGIA.

  • Algo que obstaculiza o comprime. Este es una causa mecánica. Se identifica porque según van pasando los días el tragar se dificulta más.

Desafortunadamente esta obstrucción puede ser producida por la presencia de algún tumor, el cual va creciendo con el paso del tiempo.

Es fácil identificarlo ya que el primer síntoma es el dificultar el paso de los alimentos, cada vez que se tiene que picar en trozos más pequeños para poder tragar alimentos sólidos y que los líquidos suelen ocasionar dificultades de paso solo en fases que se encuentran ya muy avanzadas.

Estos tumores pueden ser benignos o malignos o ambos, solo el médico lo puede diagnosticar. Las lesiones que se encuentran en la cavidad oral, los cuerpos extraños impactados en algún lugar del trayecto, las úlceras ocasionadas por el ácido refluido desde el estómago pueden provocar este tipo de padecimientos. Es necesario realizar una endoscopía para ser diagnosticado y recibir tratamiento adecuado.

  • Una alteración del movimiento coordinado de los diversos músculos. Los músculos encargados de llevar el alimento desde la boca hasta el estómago.

En este caso se trata de una disfagia motora, ya que existe un problema en la coordinación de los músculos que facultan el tragar. Se identifica en este caso ya que el tragar tanto líquidos como sólidos que pasan desde la boca hasta el estómago ocasionan una dificultad. Además esta alteración no es de manera continua.

Este problema no se presenta en todo momento, y la persona que tiene esta molestia puede tragar en ciertos momentos y no conseguirlos en otros. Conforme va avanzando la enfermedad se va marcando más la dificultad para tragar.

Esto es algo que se tiene que tratar ya que es generado por un problema neurológico y ocasiona que los músculos del área no trabajen de manera correcta, es una situación donde las dificultades neurológicas son degenerativas por ejemplo:

1.- La miastenia gravis (debilidad y fatiga de los músculos bajo tu control voluntario, causada por un rompimiento entre la comunicación normal de lo nervios y los músculos.

2.- La esclerosis lateral amiotrófica o ELA, es una enfermedad neurológica, entre el tronco cerebral y la médula espinal que controlan el movimiento voluntario de los músculos. Es un defecto genético, enfermedad de Lou Gehrig.

De todas formas, no todas las causas tiene un pronóstico sombrío. Existen alteraciones motoras que son localizadas solo en el esófago como lo es el espasmo esofágico difuso, que son realmente molestos, sin embargo son completamente benignos.

  • Nervios. Muchas veces la causa de este problema es ocasionado por los nervios, el cual se conoce como «bolo histérico» y la persona puede percibir que algo obstruye la parte baja del cuello, aunque en este lugar no se encuentre absolutamente nada.

Ya que si se han realizado estudios no se ha encontrado nada y todas las pruebas se encuentran normales, en estos casos se dice que es un síntoma ansiógena. Y así muchos de los casos se presentan, dando como resultado el mejoramiento simplemente al conocer que no existe nada grave; o bien cuando se siguen técnicas de relajación durante un tiempo.

CUANDO LA FARINGE O EL ESÓFAGO SE ENCUENTRAN ALTERADOS.

Cuando consumimos alimentos, estos pasan por el esófago y por la faringe hasta llegar al estómago, los dos lugares donde la disfagia puede llevarse a cabo.

El que el causante se localice en la faringe o en el esófago genera una serie de características que son diferenciales:

1.– Cuando las causa son originadas en la faringe. Las características son la disfagia, tos, afonía, así como la sensación de atragantamiento.

2.- Cuando las causas son originarias en el esófago. Las características que acompañan a este problema es el dolo torácico, en el pecho y en muchas ocasiones no se distingue del dolor que genera una angina coronaria, una angina de pecho.

¿CÓMO LLEGAR AL DIAGNÓSTICO?

1.- Cuando es Clínico. En muchos de los casos, el médico es el que da el diagnóstico a través de las respuestas que el paciente proporcione, por medio de la historia clínica.

2.- Cuando es por una Úlcera. En estos casos algunos medicamentos son los que producen una lesión e inflamación en el esófago, suele suceder de una manera más recurrente con antibióticos y anti-inflamatorios (AINESs).

3.- Cuando se encuentra ligado a la Artritis. Para quienes sufren de artritis pueden presentar dificultades para tragar, por los (AINESs) que tienen que consumir, y por el debilitamiento que sufre el esófago.

4.- Cuando se tiene un Tumor. Características en este caso es cuando se adelgaza de una manera visible en muy poco tiempo, por lo que se puede tener sospecha de un carcinoma (tumor) esofágico.

3 comentarios sobre “PROBLEMAS PARA TRAGAR (Disfagia).

Responder a BELLEZAMICRON Cancelar la respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s